Dislexia: ¿Cómo saber si mi hijo puede padecerla?

QUÉ ME INDICA QUE MI HIJO PUEDA TENER DISLEXIA

¿SABEMOS QUÉ ES LA DISLEXIA?

La dislexia es un trastorno específico del aprendizaje enfocado en la dificultad para leer, se manifiesta como una debilidad para identificar los sonidos del habla y comprender cómo esto se relacionan con las letras y las palabras, a nivel médico la describen como una afección en las zonas del cerebro que procesan el lenguaje y es en la etapa escolar donde su impacto puede ser mayor y los primeros síntomas pueden detectarse en la primera infancia, aunque el diagnóstico generalmente se da en el primer o segundo grado básico cuando inician los aprendizajes formales de la lectura y escritura.

Los casos de dislexia tienen a ser hereditarios, por lo es recomendable tener en cuenta si en el entorno familiar hay casos diagnosticados.

Un niño o cualquier persona con dislexia cuenta con un nivel de inteligencia normal, al igual que su visión. Aunque la dislexia no tiene cura, el diagnóstico, la evaluación y la intervención temprana generan muy buenos resultados, por ello es de suma importancia que como padre conozcamos bien de qué se trata y qué síntomas nos pueden llevar a pensar que es necesario buscar apoyo externo para descartar o aseverar un caso de dislexia. Considerando que este trastorno en la etapa escolar puede afectar directamente su autoestima, una detección tardía del trastorno puede generar una sensación de incapacidad en los niños que afecte su interacción social y su estado anímico.

Frente a estas posibilidades que pueden afectar según estadísticas actuales a un 10% de la población, es importante saber ¿cómo podemos notarla? Y ¿qué debemos hacer si tenemos sospechas?

¿QUÉ SIGNOS PUEDE PRESENTAR UN NIÑO CON POSIBLE DISLEXIA?

  • Inicialmente consideremos que un niño con posible trastorno de dislexia posee una inteligencia completamente normal, solo muestra dificultades al momento de leer y escribir, manifestando incomodidad y malestar a la hora de enfrentarse a las letras, frases o textos. Sin embargo, estos síntomas pueden ser difíciles de reconocer, generalmente cuando inicia la etapa escolar es el maestro el primero en notarlo.
  • Desde la primera infancia los niños pueden manifestar posibles signos como dificultades en la asociación de los sonidos, las sílabas y palabras al hablar, al utilizar juguetes que requieren asociar sonidos con letras.
  • En la mayoría de los casos, su inicio en el proceso del habla es tardío y el aprendizaje de nuevas palabras es más lento.
  • En su habla pueden evidenciarse de forma temprana dificultades para armar las palabras de forma correcta, como invertir los sonidos de las palabras o confundir sus sonidos con otras semejantes.
  • Generalmente manifiestan dificultades para recordar las letras y números, así como en el aprendizaje de los juegos rítmicos y canciones infantiles.
  • Cuando inician el proceso de la lectura se muestran por debajo del promedio general al esperado para su edad en el aprendizaje de la lectura, mostrando en algunos casos frustración, molestia o rechazo frente a cualquier actividad que incluya letras, lectura y escritura.
  • Muestran debilidades en el entendimiento y la comprensión de lo que escuchan, así como en su procesamiento.
  • Dificultades para resolver actividades de secuencias, diferencias y similitudes, encontrar palabras y dar las respuestas adecuadas a estos ejercicios básicos de iniciación lectora.
  • Se evidencian dificultades notorias para deletrear palabras y tardan más de lo común en resolver tareas que impliquen lectura, escritura y comprensión.
  • Generalmente, aunque los niños tengan una excelente conducta muestran rechazo a todo lo que implique lectura y escritura.
Como saber si mi hijo puede TENER DISLEXIA

¿SI MI HIJO YA ES UN ADOLESCENTE Y DESDE CHICO PRESENTA ESTOS SÍNTOMAS, CÓMO SÉ QUE PUEDE TRATARSE DE UNA DISLEXIA AÚN NO DIAGNOSTICADA?

Cuando la dislexia no se diagnostica a edad temprana, los niños llegan a la adolescencia y a grados básicos con estos síntomas, como padres no debemos sentirnos mal, la dislexia es un trastorno que puede ser atendido a cualquier edad, incluso en la adultez, lo importante es que conozcamos qué signos manifiestan los adolescentes con dislexia que nos deben llevar a buscar atención para brindarles el apoyo que necesitan.

Un adolescente con dislexia que no ha sido atendido, continuaría manifestando problemas para leer, negándose a leer en voz alta, con lectura y escritura lenta y problemas para deletrear, evitando todo tipo de actividades que incluyan lectura y escritura. Manifiestan mala pronunciación y dificultad al momento de recordar palabras y frases.

Tardan más tiempo del habitual en completar sus asignaciones diarias y comprender lo leído, así como todo lo que implica resumen y análisis de textos, memorizar, resolver problemas matemáticos y aprender segundos idiomas. 

Si mi hijo presenta muchos de estos síntomas, tomemos en cuenta que la dislexia mientras más pronto se trabaje más temprano se controla, es importante entender que un niño con dislexia no tiene forma de saber qué le esta pasando, ni cual es la forma correcta de leer, con atención temprana evitamos futuras complicaciones emocionales, donde algunos casos manifiestan ansiedad, depresión, trastorno de conducta, problemas de alimentación y sueño.

Para ello lo ideal es recurrir a un especialista en neurología infantil quien podrá descartar el diagnóstico e indicarles los pasos a seguir.

“LOS DISLÉXICOS SON PERSONAS CON FORMAS DIFERENTES DE LEER”

Lisbeth Mendonca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Te podemos ayudar? Available from 09:00 to 18:00