¿CONOCES LOS BENEFICIOS DE LOS DISFRACES EN LA INFANCIA?

Disfraces

¿Te gusta disfrazarte?

¿Los disfraces hace parte de tus juguetes?

Disfrazarse para la mayoría de los niñ@s no solo es muy divertido, sino que aporta grandes beneficios en el desarrollo de la infancia. Es una actividad muy lúdica, educativa y pedagógica que estimula la creatividad e imaginación, ayudando a desarrollar su pensamiento abstracto y su atención, aportando grandes beneficios en su inteligencia y lenguaje. 

Los niñ@s disfrutan disfrazarse y generalmente escogen de qué o de quién desean disfrazarse, unos quieren convertirse en su personaje de comic, película o cuento favorito, otros se enfocan en los disfraces de roles y otros prefieren elaborarlos ellos mismos con cualquier material que tengan en casa.

Como educadores, guías o padres, es importante comprender que el disfraz es un juguete más, que no solo es ideal para las fechas de fiestas como Halloween o Carnaval. Aproximadamente a partir de los 3 años, los niñ@s empiezan la etapa más formal de la socialización, manifestando en los juegos sus emociones e intereses. Con los disfraces desarrollan el juego simbólico, dando vida a su imaginación, donde forman parte de un personaje que generalmente viene acompañado de responsabilidades que ellos adquieren al momento de representarlo.

Cuando los niñ@s se disfrazan buscan interpretar a un personaje real o ficticio, para ello es necesario poner en práctica toda su imaginación, lenguaje y una gran variedad de actividades sociales, que los llevarán a sentir que entra en el personaje, aportando esto acciones con grandes beneficios, tales como:

  • Activación de la imaginación y estímulo de su creatividad.
  • Expresión de habilidades lingüísticas y sociales.
  • Expresión de emociones y sentimientos de forma sencilla y casi inconsciente a través de una actividad divertida.
  • Exploración de su personalidad.
  • Desarrollo de la empatía.
  • Fortalecimiento de la autoestima y autoconfianza.
  • Invitación a la expresión y el juego libre.
  • Estimulación de la inteligencia y el desarrollo del vocabulario de mayor amplitud y refuerzo.
  • Oportunidad de ponerse en el lugar del personaje y ver la realidad desde otro punto de vista.
  • Inicio en la toma de conciencia e importancia de los roles, como por ejemplo el valor y aporte de un médico, un mecánico, chef o granjero, entre muchos otros.
  • Inicio de la conciencia sobre la reutilización y reciclaje cuando los estimulamos a crear disfraces en casa.

A través del juego de disfraces los niñ@s aprenden a desinhibirse, expresarse libremente, relajarse, liberar tensiones, siendo una buena oportunidad para como adultos observaros y descubrir inquietudes o preocupaciones que expresan solo cundo se sienten en el cuerpo de un personaje.

Dentro del mundo del juego de los disfraces, hay aspectos importantes que no podemos dejar de lado, como la “seguridad”, así como cuando compramos cualquier juguete, es importante evaluar que el disfraz no tenga ningún elemento que pueda atentar contra la seguridad de los niñ@s, teniendo en cuenta sus edades, como cordones que puedan enredarse en el cuello, mascaras que impidan la  buena circulación del aire para la respiración y revisar si tienen etiquetas que indiquen materiales en casos de alergia.

Es recomendable que tanto en casa como en los establecimientos educativos jardines y escuelas, los disfraces tengan un espacio en el área de juegos valorando su importancia en el sano desarrollo de los niñ@s.

“LA CREATIVIDAD ES COMO UN LEGO, TODOS CONOCEMOS LAS PIEZAS, PERO NADIE LO QUE PODEMOS LLEGAR A HACER CON ELLAS”

Lisbeth Mendonca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Te podemos ayudar? Available from 09:00 to 18:00